10 pasos para crear una Campaña de comunicación cultural efectiva

La comunicación, puente de la transmisión de conocimientos que forma parte de los elementos más importantes en la conformación de sociedad. De igual manera, a la hora de pensar en un negocio, industria u organización cultural este elemento de debemos dejarlo de lado y tenemos que tomarnos el tiempo para preparar una campaña de comunicación que realmente funciones para nuestros propósitos u objetivos organizacionales.

Tanto de forma on line como off line la comunicación organizacional dentro y fuera de nuestros colectivos es vital para mantener no solamente la imagen y estrategias en orden sino que me permite transmitir nuestras emociones, ideales y oferta a nuestra audiencia. Es por eso que a continuación veremos los 8 pasos más importantes para la elaboración de una campaña de comunicación efectiva y aplicable para nuestro entorno cultural y nuestros objetivos específicos según los intereses que vamos a trabajar.

1. ¿Qué quiero comunicar?

El saber que es lo que queremos comunicar es importante, porque no es solo comunicar por comunicar o decir algo solo por decirlo, debemos tener una razón lógica y propositiva para informar. Pensar en esa razón podría darnos una idea más clara de cómo ordenar nuestras ideas y de manera podemos darlas a conocer.

2. Pensar en la identidad de mi colectivo o proyecto cultural.

Siempre tener presente aquellos elementos y características que nos identifican y nos hacen pertenecer a nuestra organización y proyecto, nos servirá para no perder la línea de trabajo y lograr comunicar con propiedad ese mensaje, manteniendo nuestros principios y aspectos diferenciadores para conservar la consecuencia en nuestros mensajes. Recuerda que nuestra misión, visión, valores y características particulares son parte de nuestra identidad y por ende bien manejados, nuestros diferenciadores.

3. Plantear objetivos

Determinar y cuantificar nuestros objetivos ¿qué queremos lograr? Posicionamiento, entrar a un nuevo nicho de mercado, promocionar un evento; ¿Para qué? Lanzamiento, fidelización, nuevos clientes y ¿en cuánto tiempo? Poner un principio y un fin a la campaña es muy importante para evaluar su efectividad. Algunos ejemplos de objetivos cuantitativos pueden ser: alcanzar x conversiones, obtener x porcentajes de venta, alcanzar x visualizaciones o participación.

4. Definir tu target o público meta.

Conocer nuestro público tendrá mucho que ver el éxito de nuestra campaña. El saber a quien nos dirigimos nos permitirá desarrollar estrategias que mejor se adapten al perfil de la audiencia. Conocer edades, educación, perfiles profesionales, nivel socio económico, género, ubicación geográfica, preferencias y gustos e incluso el lenguaje o vocabulario que utilizan serán un insumo importante en la aplicación de acciones para el abordaje adecuado y el entendieminto de lo que queremos comunicar.

5. Que medios o plataformas voy a utilizar.

En donde debemos centrar nuestros esfuerzos de comunicación según las preferencias de nuestro público y sus canales más habituales de consulta. El establecer un mix de medios nos permitirá enfocarnos en los canales más efectivos para nuestro público. Medios tradicionales a nivel nacional o local, plataformas digitales, redes sociales, emailing, web, flyers, calls sales, etc. No todos los medios o canales de información nos funcionan, debemos entender en cuál formato pautar, que formula de comunicación usar a nivel de lenguaje y como optimizar los resultados en cada canal, principalmente cuando comunicamos en las redes sociales.

6. ¿Con cuántos recursos cuento?

En este apartado no sólo debemos tomar en cuenta el aspecto económico. Si bien es cierto, que el presupuesto es super importante y un factor vital para la ejecución de nuestra campaña, no siempre los recursos son monetarios. En caso de contar con insumos, materiales propios, aliados, contrapartes, patronicios, canjes o cualquier otra posibilidad de recurso que funcione para la ejecución de la campaña debe ser considera y anotada en este punto como un recurso de apoyo y financiamiento de comunicación. En el caso del presupuesto, tenemos que tener claro ¿cuánto vamos a gastar? ¿Cómo lo haremos? y ¿en qué lugar?, para tener una distribución clara de los recursos y digirirlos a donde sea más conveniente para lograr el objetivo planteado.

7. Diseño de contenido y mensajes.

En este punto tenemos que elegir como vamos a comunicar, el manejo del tono, la intensión, las palabras y los recursos digitales, imágenes, colores, formatos y demás insumos. Enfocarnos en nuestra propuesta de valor, beneficios, posicionamiento, diferenciación, imagen. Adaptar el mensaje al medio, no es lo mismo pautar en twitter que en facebook, o utilizar flyers. La comunicación varía según el medio y como gestionemos ese medio para nosotros.

8. Elaborar un plan de medios o calendarización.

Es momento de montar un cronograma de pauta en donde evaluaremos el tiempo de la misma, los recursos que utilizaremos y las fechas de inicio y final de cada una de las menciones, así como de aquellos elementos de apoyo o complementarios que creamos oportunos.

9. Responsables

¿Quienes serán las personas que se encargarán de dar seguimiento y ejecutar el plan? Seré yo, un equipo de trabajo, un agente externo, un compañero, etc. Esa persona a quien pedirle explicaciones en caso de una falla o a quien consultar como va el proceso.

10. Elementos de evaluación y control.

Preparar elementos de medición y control para que una vez finalizada la campaña podamos responder a las preguntas ¿qué resultados hemos logrado? ¿Hemos conseguido nuestros objetivos? Además de registrar esos resultados para futuras campañas y estudios.

2 Ejemplo de una campaña de comunicación

1. Festival de Teatro de Santa Cruz.

Para explicar un poco más este apartado, se toma como punto referencial el Festival de Teatro de Santa Cruz de la Sierra en su tercera edición, en la cual se llevaron a cabo aproximadamente 50 espectáculos por parte de 28 grupos culturales de diferentes nacionalidades. Este Festival tuvo un gran apoyo del público, conllevando a un éxito rotundo gracias a estos aspectos importantes:

  • Este evento resaltó porque se hizo la respectiva segmentación del público objetivo. Los organizadores trabajaron arduamente para conseguir ese público que estaban conscientes iban a satisfacer con dicho evento. Siempre es bueno estar del lado correcto en cuanto a la crítica del consumidor, hasta hacerlo su mejor aliado. Sólo basta con leer una de las frases luego de terminado el Festival por parte del Comité Organizador: “La gente quiere cosas bastante previsibles. El público no está dispuesto a ver el mismo espectáculo una y otra vez. El teatro que verán será mucho más directo y creíble”.
  • La accesibilidad resultó muy buena, pues el Festival se ubicó en un pueblo bastante lejano, con la cercanía de otros barrios adyacentes. La calidad de este espectáculo fue superior a lo esperado, es decir, brindando una buena experiencia a todos los usuarios que se acercaron para ver las distintas obras teatrales. La intención del Comité Organizador fue llegar hasta este tipo de audiencia, que no tiene la capacidad de trasladarse de un lugar a otro para disfrutar del teatro, sean por razones monetarias, culturales o educativas. Esto se debe en parte al poco apoyo de los entes gubernamentales para la difusión de eventos recreativos.
  • Un segundo ejemplo que se asemeja a este Festival es el de Tangokinesis, efectuado en un destacado hotel 5 estrellas de Argentina, cobrando apenas unos 20 dólares por persona. El espectáculo desarrollado fue de gran calidad, con un costo asequible para distintos sectores de la sociedad.
  • La consolidación de este ejemplo de marketing cultural se logró con el apoyo de distintas empresas privadas, el propio Estado y las entidades departamentales (Prefectura-Alcaldía). Se habló de una cifra oficial de 100.000 dólares invertidos en la realización de este evento, sin tomar en cuenta gastos externos como el hospedaje en hoteles.
  • Se centraron única y exclusivamente en mostrar buen teatro al público bajo la premisa “El teatro es la única instancia de comunicación en que todas las personas presentes se miren a los ojos; no virtualmente, sino en el plano real”. De por si, el arte de llevar el teatro es para enaltecer el sentido de memoria e identidad”, dicho por Jorge Hacker, un destacado dramaturgo de origen argentino que estuvo involucrado de lleno con este evento.

2. El ambientador lingüístico de la RAE

En el año 2017, la Real Academia Española (RAE) cumplió tres siglos de vida y la Academia de la Publicidad quiso rendirle homenaje con com “Limpia, fija y da esplendor”, así es la RAE y no un detergente de última generación. La campaña de comunicación fue elaborada por la agencia Shackleton.

https://youtu.be/Md4hghTR-XA

Tomar en consideración estos pasos nos permitirá crear una Campaña de comunicación más profesional y alcanzar aquellos objetivos planteados. En muchas ocasiones es un poco difícil lograr conseniar con todos estos puntos, principalmente cuando el presupuesto es reducido, pero podemos gestionar campañas efectivas y logramos enfocar nuestros esfuerzos de mejor forma posible. La clave es pensar con claridad, que es lo que queremos.

Si tienes alguna duda o consulta sobre este tema, puedes escribirme y con gusto te ayudaré. Gracias por su lectura, nos leemos pronto y recuerda «La Cultura, transforma vidas».

Anuncios