¿Cómo construir la imagen de mi organización cultural? – Aspectos importantes

Una de las principales acciones y elementos que debemos considerar a la hora de iniciar un proyecto de organización o colectivo es elegir cual será aquel simbolismo que representará el trabajo que realizaremos como parte de las acciones de nuestro proyecto. La imagen llega a ser la cara y el aspecto que dará pie al inicio del posicionamiento del colectivo a nivel social por lo que no tomarse el tiempo para analizar, estudiar y seleccionar con detenimiento este considerante podría traer problemas futuros innecesarios. Y es que en la mayoría de ocasiones buscamos a la ligera cualquier cosa que nos guste y la ponemos en valor sin pensar si realmente ese símbolo nos representa o nos relaciona con lo que estamos o vamos a realizar. Es por eso que veremos algunos aspectos a considerar en esta construcción de la imagen organizacional.

Antes de conocer más sobre este tema, debemos de tener claro que es la imagen e incluiremos dos aspectos que se encuentran ligados a este concepto y que son igual de importantes, la identidad y el posicionamiento.

La Imagen, es aquella percepción que tiene nuestro público o consumidor de nuestra organización, lo que hacemos e incluso de nosotros mismos, percepción que se va construyendo con el tiempo en base a la información, emociones y condiciones que nosotros comunicamos o damos a conocer con nuestra labor.

La Identidad, son todos aquellos símbolos, elementos, lenguaje y características que diferencian nuestro actuar o el actuar del colectivo de otros y que lo asumimos como parte importante del ser, dentro del colectivo y el trabajo que se realiza.

El Posicionamiento, es aquella percepción que tiene el público o consumidor de nosotros o de nuestro colectivo en relación a otros similares.

Sobre estos tres conceptos conoceremos más en breve.

La aplicación o elección de la Imagen, la Identidad y/o el Posicionamiento de una organización se puede presentar en al menos tres momentos importantes, cada uno de ellos a de ser analizado de manera diferente y aterrizados a la realidad y contexto en el que el colectivo se encuentra. Nos centraremos entonces en el ámbito cultural para conocer o reconocer en que momento nos encontramos y cuál de las tres condiciones cumple con nuestra realidad. Estas son:

  1. Inicio o comienzo de una organización o colectivo cultural.
  2. Refrescamiento o renovación.
  3. Relanzamiento o Renacimiento.

Recordemos que una organización cultural como lo vimos en artículos anteriores de este blog cuando tocamos el tema de productos culturales, es precisamente eso, un producto cultural y que cumple como en todos los productos con un ciclo de vida que debe ser claramente conocido y evaluado para no descuidar y acelerar el mismo o tomar las previsiones para mantenerlo vigente.

Vamos entonces a analizar como podemos abordar los tres conceptos anteriores de acuerdo a estas tres realidades principales en las que nos podemos encontrar.

Imagen

Como lo mencionamos anteriormente, la imagen es esa percepción que se tiene de nosotros y que parte o se construye sobre la información y emociones que transmitimos. En el caso de una organización cultural, más allá de un simple logo, uniforme o material publicitario, la imagen permea otras áreas más sensibles y técnicas. Por ejemplo en caso de las artes escénicas algunos generadores de imagen pueden ser: el vestuario, la puesta en escena, la técnica interpretativa, la producción e incluso la experiencia de consumo como tal, puede nutrir o no esa imagen que se construye con el tiempo y la acumulación de experiencias.

1. Cuando hablamos de colectivos nuevos, la percepción del público es nula por lo que debemos centrarnos en la construcción de información y elementos que vamos a utilizar para transmitir e iniciar ese proceso de creación de imagen. Debemos tener en consideración los siguientes puntos importantes:

  • Enfoque: responde a las preguntas más administrativas como el ¿qué haremos? ¿Cómo lo haremos? ¿Por qué? y ¿para qué?.
  • Objetivos: en términos generales cual es el camino a seguir para lograr las metas.
  • Visión y Misión: aunque seamos una organización cultural estos parámetros de trabajo son de suma importancia.
  • Logo, emblema, slogan, logotipo: elementos que nos sirvan para darle una cara al colectivo. La selección de los elementos que integren este apartado deben ser reconocidos, validados y representados en el labor que realicemos ya sea de forma literal o metafórica. Cuidado con los símbolos, nombres, tipografías y otros elementos extraños que para ti son claros pero no sabes cómo comunicarlos o que la gente entienda y pronuncie con facilidad.
  • Elementos simbólicos o representativos complementarios: son elementos de apoyo para el entendimiento y consolidación de la imagen, estos elementos están ligados a la formación de identidad.
  • Ser consecuente, lógico, realista y claro: que lo que se refleje en la imagen sea realmente lo que promuevo con mi trabajo.
  • Material promocional: todo el material debe estar ligado y vinculado a la imagen que estamos generando.

2. En este apartado hablaremos del contexto en donde la organización necesita reflescar su imagen para volver a captar la atención del público, ya sea para renovar el vínculo con sus seguidores o para ingresar en un nuevo nicho de mercado. Algunas ocasiones se realiza este proceso para agregar algún elemento nuevo que necesita ser visibilizado en la imagen o porque la imagen actual ya no representa en su totalidad a la organización. En cualquiera de los casos es importante siempre realizar un analizar profundo de como abordar esta transición para no ver afectada la imagen ya creada y generar un plan estrategico entorno a este cambio y teniendo claro que es un proceso que requiere de cuidado, tiempo, análisis y recursos; por lo que, si no estas seguro de como hacerlo te recomiendo consultar a un experto.

3. En este punto tenemos dos opciones, realizar un fuerte estrategia de reposicionamiento o cambiar completamente todo el contenido realizado e iniciar de cero. En esta etapa estamos ubicados al final del ciclo de vida del producto y por ende las decisiones deben ser tomadas con seriedad y teniendo claros los escenarios posibles.

Identidad

Este es un elemento super importante en la conformación de un colectivo pues es a partir de aquí, que el sentido de pertenencia crece y se arraiga en los miembros de la organización, por lo que trabajaran fuerte porque la misma crezca y sea todo un éxito. La construcción de la identidad es un proceso largo de perseverancia e inversión, pero bien pensado puede traer grandes beneficios al desarrollo organizacional. La identidad se crea a partir de valores, símbolos, lenguajes, experiencias y elementos que nutren de valor la imagen y que va más allá de la proyección organizacional, es decir, son aspectos de los miebros de la organización asumen como suyos, los validan, adoptan, utilizar y los reconocen como parte de la esencia y el alma del colectivo.

Este tratamiento se debe de abordar entonces en ambos sentidos tanto a lo interno, generando estrategias de fortalecimiento institucional, como a lo externo vínculando esos elementos a las estrategias de imagen y comunicación. Debemos tener en cuenta que la identidad así como la imagen se construyen y re construyen en tiempo y pueden ocurrir cambios en su composición que alimenten o quiten aspectos en la misma, como parte del desarrollo del colectivo y la acumulación de experiencias en conjunto. No podemos olvidar que la identidad se crea de forma participativa con las personas de la organización y que la imposición de elementos no siempre sale de la mejor manera.

1. En este punto tenemos una amplia gama de posibilidades y formas en donde el abanico creativo se abre para ponernos sobre la mesa cualquier cosa que deseemos hacer. No tenemos identidad y por ende el proceso de elección es más libre, pero no más fácil. Ligado a la imagen, existen elementos que pueden ser tomados desde la elaboración administrativa del colectivo y otros como parte de esos elementos de apoyo que nos ayudarán en esa construcción, algunos como el uniforme, los vestuarios, alguna frases particular, algún código de vestimenta o lenguaje simbólico pueden colaborar en este proceso.

2. Aquí la identidad ya está consolidada, validada y adoptada por los miembros de mi organización, el público ya reconoce mi imagen y lo que hago, por lo que debemos de tener cuidado en las decisiones a tomar en caso de querer refrescar un poco nuestra proyección, el no perder la esencia es vital para la continuación del colectivo sin lastimar su trayectoria o que los miembros ya no sientan la misma perttenencia porque no logramos preservar los elementos que marcaban ese sentimiento. Consulta y analiza con tus colaboradores sobre las medidas a considerar para mitigar el rezago.

3. Ligado al punto tres de la imagen, la identidad puede caminar hacia dos vías, la primera completamente tergivesada y malformada pues no logramos mantenerla o dos más fortalecida que nunca pero con una imagen y proyección negativa o inexistente. En el primer camino, debemos de sentarnos a analizar para tomar la mejor opción de cierre o buscar la creación nuevamente de una construcción identitaria. En el segundo caso (que creo es el mejor los casos) solo basta con reafirmarnos como colectivo para seguir adelante en el proceso de reposicionamiento.

Posicionamiento

Tomando en cuenta que esta imagen es en esencia una comparación con nuestra competencia o con aquellos colectivos similares por parte de la audiencia o consumidor, existen diferentes maneras de posicionarnos o diferenciarnos del resto y las veremos en cada una de las etapas.

1. Teniendo claro todos los aspectos que necesitamos para dar forma a la imagen y crear una identidad sólida, podemos ahora centrar nuestro esfuerzos en como lograr llegar al público e iniciar con el proceso de posicionamiento. Elegir esos elementos características que nos diferenciarán de los demás nos ayudará a colocarnos en el mercado más fácilmente. Centrarnos en las características particulares de nuestro producto o ser innovadores (con los cuidados del caso) pueden ser dos buenas estrategias para iniciar.

2. Dar un giro de 180 grados a nuestra propuesta en el mercado, una buena campaña de comunicación y/o el incursionar en nuevos mercados entre otros, pueden ser buenas opciones en este apartado. Todo bajo el análisis y estudio profundo del contexto.

3. Luego de observar las opciones disponibles, podemos relanzarnos, cerrar con sentido (en donde buscamos una manera de comunicar el cierre sin lastimar la trayectoria y agradeciendo al público para así crear un vínculo y generar nostalgia que luego podemos utilizar, ya sea en el siguiente proyecto o en una posible reapertura) o iniciar el proceso de transición a un nuevo proyecto tratando de mantener la trayectoria de anterior en caso de ser positiva.

Importancia de una buena e inteligente construcción de Imagen organizacional

Si estudiamos con detenimiento cada una de las etapas según el aspecto a considerar vemos como la construcción de la imagen de mi colectivo no es algo que se debe tomar a la ligera y a pesar de que muchas veces no le préstamos la atención suficiente, es bueno que nos detengamos un poco a analizar si lo que estoy haciendo está bien o debo de re pensar el concepto.

Si logramos entender y utilizar de la mejor manera estos elementos encontraremos una mejoría exponencial en desarrollo de nuestras actividades que pueden verse transformadas en:

  • Una imagen bien reconocida.
  • Una diferenciación marcada.
  • Fidelización de audiencias.
  • Éxitos en eventos o actividades.
  • Participación comprometida de los miembros de la organización.
  • Reconocimiento del trabajo realizado.
  • Mejor difusión y promoción.
  • Más probabilidades de mantenerse vigente en el tiempo.
  • Más monetización o retribución.
  • Mejores oportunidades de desarrollo.

Podemos entonces concluir que, un buen manejo de la imagen me permitirá una mejor y más sólida construcción de identidad, con una población más comprometida y esto fomentará la posibilidad de posicionarnos mejor en el mercado para lograr alcanzar las metas y objetivos planteados.

Es momento de rreflexionar y ver que podemos mejorar en nuestra organización o si queremos iniciar un colectivo, dar ese gran paso con firmeza. Dejame tu comentario contando tu experiencia o si te fue útil esta información y así podremos aprender juntos de los diferentes casos. Gracias por tu lectura y recuerda que ¡La Cultura, transforma vidas!

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.